Registro Sanitario C.2.2/4350

El efecto Mateo

“Los ricos seguirán siendo ricos y los pobres seguirán siendo pobres”.

El efecto Mateo encuentra sus orígenes en una cita bíblica del evangelio de San Mateo (capítulo 13, versículo 12) y podemos traducirlo de la siguiente manera: “[…] porque al que tiene se le dará y tendrá en abundancia; pero al que no tiene incluso lo que tiene se le quitará”.

Dejando de lado la interpretación religiosa de la cita de San Mateo, podemos concluir que el significado que nos quiere transmitir es algo así como que el que posee algo (ya se material o no) lo posee sin límites pero, el que carece de ello, permanecerá en este circunstancia estáticamente el resto de su vida.

En las películas casi siempre salen los mismos actores, los premios muchas veces se los llevan las mismas personas, casi siempre buscamos información de autores concretos, la mayoría de las veces usamos las mismas plataformas de búsqueda, muchas veces comemos en los restaurantes donde hay más gente, casi siempre se habla de los mismos jugadores de fútbol, para un determinado puesto de trabajo valorarán por encima de todo lo demás la experiencia que tengas en el campo, los niños con mayores dificultades de aprendizaje las van acentuando con el paso del tiempo…

Esta reflexión nos lleva directamente a plantearnos la siguiente pregunta: ¿entorno o personalidad?

El sociólogo Robert K. Merton  fue el primero en poner el foco sobre este suceso. Estudió las publicaciones científicas de la época llegando a concluir que los científicos con más renombre eran los más publicados y, a su vez, lo más consultados. Para Merton, un científico acreditado tendría menos dificultades a la hora de hacer valer sus publicaciones que un joven desconocido con mucha valía. ¿Te suena la historia?

Cuando nos postulamos para un puesto de trabajo se nos requiere años  de experiencia, formación específica y un CV brillante. Y el que más tenga (que ya de por sí puede sentirse afortunado) tendrá la oportunidad de conseguir más experiencia laboral. Por el contrario, aquella persona altamente capacitada y que podría brillar como la que más ni siquiera será tenida en consideración.

Algunos de vosotros estaréis pensando lo injusta que es la vida y otros, por el contrario, que es normal que la experiencia vital sea tenida más en consideración que las capacidades personales de los individuos. Si eres de los del segundo grupo, me gustaría que te parases a pensar cómo pudieron empezar aquellos individuos que se encuentran en la cúspide de los logros.

¿Os acordáis del efecto Pigmalión? Correcto. También conocido como “efecto halo”, “efecto bola de nieve”, “efecto riqueza” o “efecto acumulativo”.

La mejor manera de controlar un proceso en el que nos encontramos inmersos es sabiendo cuáles son los efectos concretos, para poder actuar en cuanto nos demos cuenta de que hemos caído dentro de uno de ellos.

Como la mayoría de situaciones a las que nos enfrentamos, intentar ser objetivo es altamente complicado, porque siempre van a asomar por algún lado nuestras ideas o nuestra personalidad. Pero hacernos conocedores de un suceso tan grande e importante como el Efecto Mateo nos va a ayudar, sin duda, a estar alerta para no caer en esta injusticia.

A nivel educativo, nos encontramos con estudiantes que evitan realizar las tareas que no se les da bien. A la larga, provocará una lenta progresión en el aprendizaje situándoles en una situación de retraso, clara desventaja en comparación con sus compañeros/as.

En el contexto de la educación, se recomienda un proceso evaluativo sobre las capacidades que vaya más allá de las asignaturas o niveles.

En cuanto a la Formación para el Empleo en España, se debería primar el darle una situación ventajosa a las personas con escaso nivel educativo. ¿Cuál es el problema? Que cada vez más profesionales con alta cualificación académica se encuentran en situación de desempleo. En este caso, el reciclaje profesional se entiende como algo imprescindible y será la clave para el éxito en cualquier ámbito laboral. Debemos renovar constantemente nuestros conocimientos para buscar la excelencia en nuestra labor profesional y, además, también es necesario para dar paso a los jóvenes talentos que aún no han tenido la oportunidad de demostrar su valía.

Contestando a la pregunta inicial, nos encontramos con que el Efecto Mateo supera con diferencia a lo que podríamos entender como un mito. Es un sesgo que podemos encontrar en la base de todos los ámbitos sociales a poco que rasquemos.

Ahora queda en nuestras manos el llevarlo a la práctica. Todos y cada uno de nosotros tenemos la oportunidad de hacer de este mundo un lugar un poquito mejor. Nosotros como psicólogos, vosotros como: profesores, camareros, informáticos, administrativos, gerentes, dependientes, comerciales, etc.

Queda en nuestra mano poner un granito de arena para atenuar las desigualdades que existen en nuestra sociedad. Siendo conocedor de todo esto, estás en la obligación de no darle la espalda.

“El defecto de la igualdad es que la queremos solo con los de arriba”. H. Beque.

 

Contactar

Consulta On-Line

Centro Colaborador

Centro Asturias

Tratamiento de Adicciones

Estamos en red

Comparte tu experiencia

Sábado 25 Mayo 2019

Hay 78 invitados y ningún miembro en línea