Registro Sanitario C.2.2/4350

¡No!

Existen muchas personas capaces de anteponer los intereses de otras personas antes que lo suyos con tal de no pronunciar: ¡no!

Luego, existen otro tipo de personas que, conocedoras de estos primeros, ponen a los individuos entre la espada y la pared porque saben que no serán capaces de dar una negativa por respuesta.

Quédate con esta frase: lo que tú quieres hacer es más importante que lo demás quieren que hagas.

La idea de este artículo surge de la necesidad de cubrir la demanda que muchos de vosotros nos habéis planteado. Os preguntáis por qué no sois capaces de negaros a una situación concreta porque os da reparo lo que vayan a pensar de vosotros, o por qué sois capaces de acabar haciendo algo que detestáis solo por complacer a la persona de al lado, o por qué habéis usado vuestro tiempo libre ayudando a una persona que no os ha dejado otra opción.

¿Cuáles son los factores subyacentes a no ser capaces de juntar la “N” con la “O”?

-          Mucha empatía. Como ya sabéis, la empatía nos da la capacidad de ponernos en el lugar de los otros y saber cómo se pueden estar sintiendo ante una situación concreta. Gran parte de las personas que no saben dar un NO por respuesta tienen esta virtud demasiado desarrollada y la llevan al extremo, hasta tal punto que no son capaces de negarse por sentir como propios los sentimientos de los demás.

-          Miedo al “qué dirán”. Ya sea porque la persona a la que le estamos diciendo que no sea alguien muy importante para nosotros o porque no nos gusta que puedan llegar a pensar mal de nosotros aunque sean personas desconocidas.

-          Demasiado sentido de la responsabilidad. Llega hasta tal punto que nos creemos responsables de los resultados de los demás. Debemos poner límites que eviten que acabemos cargando a nuestras espaldas las tareas que no nos corresponden.

-          Exceso de culpabilidad. Pensar que debemos cumplir las expectativas de los demás para no quedar de “malos amigos”, “malos compañeros de trabajo”, etc. Está bien ser altruista y hacer cosas por los demás, pero no podemos poner el umbral de los intereses ajenos por debajo de los nuestros, ya que estaríamos dándole más prioridad a cumplir con las demandas externas que con las internas.

-          “Me gustaría que lo hicieran por mí”. Pues sí y no. Puede que te guste la idea de que los demás se presten a echarte una mano cuando lo necesitas, pero ¿te gustaría que se sintieran mal si, por lo que sea, no pueden hacerlo?

Hay muchas cosas que podemos hacer por los demás de manera desinteresada, y eso es algo valorable y que debería seguir siendo así porque nos hace sentir bien tanto a nosotros mismos como a los otros. Pero lo que no podemos consentir es el encontrarnos en una situación desagradable o, incluso, dejar cosas personales e importantes de lado porque alguien nos necesita.

A veces se hace complicado por los factores que hemos mencionado con anterioridad, pero disponemos de una serie de herramientas que nos ayudarán a ordenar nuestras prioridades y transmitir a los demás cómo nos hacen sentir y por qué debemos negarnos en algunos momentos.

  1. Analiza qué te ha llevado a decir que SÍ en vez de NO. Aunque presentamos en tema con cierta generalidad, sabemos que no nos pasa con todas las personas ni en todas las situaciones. Podemos localizar quienes son los que nos elicitan esta clase de respuesta y ante qué demandas concretas no sabemos negarnos. Llegados a este punto, quizá podamos encontrar puntos comunes entre diferentes personas y diferentes situaciones que nos hayan llegar a alguna conclusión tipo: “no soy capaz de decirle que no a fulanito porque le debo mucho” o “no soy capaz de decir que no cuando me piden algo en relación a mi trabajo”, por poner algún ejemplo.
  2. Detecta las situaciones a las que no eres capaz de negarte. Será una tarea más difícil si se trata de un amplio abanico que si todas las veces que no hemos sabido decir que no han tenido un denominador común. Esta información va a ser un as en tu manga porque, cuando te pidan en un ámbito en el que sabes que te cuesta negarte, pondrás más atención e intención en no volver a caer en los de siempre.
  3. Analiza las intenciones de los demás. Aunque al comienzo de este artículo hemos dicho que muchas veces algunas personas son ponen en un compromiso, otras veces no son sabedores de lo mal que nos lo están haciendo pasar o de la angustia que nos han hecho sentir por no haber sabido salir adelante con un no.  Hay que saber detectar a las personas que nos “absorben” y se aprovechan de nuestra disponibilidad de aquellas de que de verdad no saben que nos cuesta negarnos cuando demandan algo de nosotros mismos. Está claro que, a los primeros, hay que dejarles las cosas claras sin ningún tipo de miramiento pero con todo el respeto del mundo. Aquellas personas con las que tengamos más confianza nos dará pie a explicar qué es lo que nos está pasando.
  4. Sé asertivo. Explica tus intenciones de forma clara y sencilla. Ten claro lo que quieres hacer y no tengas miedo a defender el NO firmemente
  5. Aplázalo. Si en ese momento no somos capaces de dar una respuesta coherente, comunica a la persona que le dirás algo más tarde. Estarás ganando tiempo para poner tus ideas en orden y saber cómo elaborar la negativa que vamos a presentar.
  6. Explica que tu negativa no tiene nada que ver con ser buena o mala persona. Esta técnica sería ideal para aquellos casos en los que la persona nos hace saber que una negativa por nuestra parte va a ser entendida bajo una mala intención de lo querer ayudar sin motivo aparente.
  7. “El banco de niebla”. Esta técnica consiste en dar un NO parcial. ¿De qué manera? Dando la razón sin perder nuestro punto de vista. Podemos usar un “probablemente tengas razón/normalmente yo también pienso lo mismo” seguidos de nuestra negativa y el motivo de la misma.

“Si tienes que decir que SÍ, dilo con el corazón abierto. Si tienes que decir que NO, dilo SIN MIEDO”. Paulo Coelho.

Contactar

Consulta On-Line

Centro Colaborador

Centro Asturias

Tratamiento de Adicciones

Estamos en red

Comparte tu experiencia

Jueves 21 Marzo 2019

Hay 70 invitados y ningún miembro en línea